Cuencos tibetanos

¿Qué son los cuencos tibetanos? ¿Por qué son tan famosos y para qué sirven? ¿Cuáles son los beneficios de los cuencos tibetanos para la salud?

Si has llegado hasta aquí está claro que es porque quieres comprar un cuenco tibetano o porque quieres saber más sobre ellos.

Pues has llegado al sitio correcto porque en YogaYogui te vamos a contar todo sobre los cuencos tibetanos y te proponemos los mejores de internet para que puedas comprar el cuenco tibetano que más te guste a golpe de clic. ¡Así que sigue leyendo para no perderte nada!

Los mejores cuencos tibetanos

Última actualización: 13/08/2018 18:03

Qué son los cuencos tibetanos y cuál es su origen

Los cuencos tibetanos son unos recipientes con forma de bol cóncavo cuya función, además de la decorativa, es emitir sonidos en ciertas frecuencias propicias para la meditación y para simular sonidos de la naturaleza.

Estos recipientes (también conocidos como tazones tibetanos o himalayos) están hechos de aleaciones de metales, de ahí que también se les conozca como cuencos tibetanos 7 metales. Aunque el número de metales utilizados variará dependiendo de la zona de origen.

Los más comunes son los cuencos tibetanos de 7 metales, donde cada metal representa un planeta.

¿Qué metales tienen los cuencos tibetanos y qué representan? Aquí lo tienes:

  • Oro > Sol
  • Plata > Luna
  • Mercurio > Mercurio
  • Cobre > Venus
  • Hierro > Marte
  • Estaño > Júpiter
  • Plomo > Saturno

Los cuencos del Tibet más valiosos en el budismo están formados por 12 metales.

En cuanto al origen de los cuencos tibetanos no hay nada certero. Se sabe que aparecieron por primera vez en el Himalaya, en la región del Tíbet y del Nepal y que se llevan utilizando cientos de años.

Fueron hechos por monjes budistas y shamanistas de la forma más armoniosa posible para tener ese sonido tan característico que incita a la relajación.

¿Y qué frecuencia tienen los cuencos tibetanos?

La frecuencia emitida por los cuencos tibetanos es de 432 Hz que es la frecuencia que está en resonancia con la naturaleza y el universo tal y como puedes ver en diferentes estudios.

Su utilidad principalmente era para hacer ofrendas y para la meditación; de ahí la importancia de hacerlos tan perfectos como para emitir ese sonido tan armonioso.

Y por eso también se les conoce con el nombre de cuencos tibetanos cantores.

A continuación tienes un vídeo para que veas y escuches cómo suenan los cuencos tibetanos cantores. La tonalidad dependerá del tamaño del mismo:

Para qué sirven los cuencos tibetanos

La finalidad de los cuencos tibetanos es producir ese sonido y esa vibración tan característica propia de la resonancia entre los metales. Sin embargo también son utilizados como decoración.

Sin duda alguna, utilizar los cuencos tibetanos para meditar o en sesiones de yoga es su uso más común. Esto es debido a que el sonido y la vibración que producen los cuencos tibetanos al ser golpeados o frotados con baquetas, propician un estado profundo de relajación y bienestar.

Pero además de la decoración o la meditación con cuencos tibetanos cantores, también se utilizan como musicoterapia o terapias para aumentar la energía vital, sincronizar los chakras, reducir el estrés,… en definitiva, mejorar la salud mental y, como consecuencia, mejorar nuestra salud física.

Beneficios de los Cuencos Tibetanos

Los beneficios del cuenco tibetano son muchísimos; desde la tranquilidad y armonía de su sonido hasta su faceta decorativa.

A lo largo de este texto has podido ver algunos de los ancestrales beneficios que tienen los cuencos tibetanos. Sin embargo, ahora vamos a centrarnos un poco más en el tema de la salud.

Así que en esta sección te dejamos una lista con todas las propiedades que aportan los cuencos tibetanos a la salud:

  • Eliminan el estrés y la ansiedad.
  • Mejoran la concentración.
  • Aumentan la creatividad.
  • Ayudan a estudiar y retener información.
  • Los sonidos de los cuencos tibetanos incitan una meditación profunda.
  • Equilibran los chakras y limpian el aura.
  • Promueven la estabilidad emocional.
  • Ayudan a descansar mejor.
  • Alivian los dolores de cabeza y las migrañas.
  • Te invade una tremenda sensación de paz interior.
  • Elimina las preocupaciones haciendo que te centres en el momento presente.

Cómo se usan los cuencos tibetanos

Disfrutar de la terapia con cuencos tibetanos cantores o simplemente para escuchar su sonido y sentir su vibración no es nada difícil.

Tan solo tienes que sentarte o ponerte en la posición de loto en tu lugar de meditación o donde practiques yoga. Si no tienes un lugar destinado a tal fin, busca un lugar tranquilo donde sepas que no te van a interrumpir para dejarte llevar por toda la vibración.

Una vez en posición, sujeta el tazón con una mano a la altura del abdomen o del pecho y frota sus bordes con el mazo, baqueta o palo de madera para cuencos tibetanos. También puedes percutir en el centro del cuenco (o bol tibetano) antes de empezar a frotar.

Realizarás movimientos circulares siguiendo el borde del cuenco. En pocos segundos ya notarás su vibración y el sonido empezará a emerger e invadirá todo tu cuerpo.

Una vez tengas una buena intensidad del sonido puedes parar y relajarte para dejar que el sonido y la vibración recorran tu cuerpo a su antojo concentrándose con más intensidad en el interior del pecho.

Disfruta el momento y no pienses en nada más que en esa sensación que te está provocando el cuenco tibetano.

A continuación te dejamos con un vídeo explicativo por si aún te queda alguna duda:

 

Dónde comprar cuencos tibetanos

Y ahora es cuando te preguntas: “¿Dónde conseguir cuencos tibetanos y cuál es su precio?

Gracias a internet la venta de cuencos tibetanos se ha disparado y estandarizado en todo el mundo. Así que no te preocupes porque no tendrás que ir a la India o al Himalaya como antaño para adquirirlos. Comprar cuencos tibetanos baratos está al alcance de cualquiera.

De hecho, al comienzo de esta misma página tienes nuestra selección con los mejores precios de cuencos tibetanos que podrás ver con hacer un clic en el cuenco que más te guste.

¿Y tú, ya te has decidido a comprar un cuenco tibetano después de todo lo que te hemos contado?

¡Espera! No te vayas sin ver esto…

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 4,80 de 5)