Qué es el Raja Yoga y cómo practicar este tipo de yoga

En el transcurso del día, la rapidez, el bullicio y ajetreo de la vida moderna hacen que la estabilidad emocional se vea afectada. Pero el Raja yoga puede traer paz a nuestro cuerpo, mente y alma y añadir más valor a nuestra vida.

Esta disciplina nos enseña el conocimiento de cómo llevar una vida saludable, mejora nuestra concentración y creatividad y agudiza nuestra memoria. En pocas palabras, es aconsejable para tener una salud física y mental plenas.

Es por esto que te hablaremos sobre una de las ramas del yoga, el raja yoga, su importancia y los múltiples beneficios que tiene para tu salud.

Qué es el Raja Yoga

Si nos ceñimos a la parte etimológica, el significado de Raja Yoga se compone de:

  • Raja es una palabra hindi, que significa “Rey” o “real”
  • Yoga significa “una conexión” o una “relación”.

Es por esto, que a este tipo de yoga también se le llama “Yoga Real” o el “yoga de los reyes”.

Atendiendo a su significado etimológico, se puede deducir que en Raja Yoga la mente o el alma es el rey sobre el resto del cuerpo.

Es decir, Raja Yoga es el Yoga Supremo a través del cual el alma se convierte en el amo (un Raja / Rey) de todos tus sentidos (órganos, mente, intelecto) simplemente recordando su naturaleza original y su relación con el Alma Suprema.

Como con la mayoría de los tipo de yoga clásicos, el Raja Yoga se remonta al siglo III a.C. en India, ya que se han encontrado referencias a este yoga en el texto más antiguo que existe sobre yoga, el Yoga Sutra escrito por Patanyali.

El Raja Yoga es una de las 6 doctrinas del hinduísmo y en muchos lugares también le llaman Ashtanga yoga.

Como bien dice Danilo Hernández, uno de los mejores maestros en el mundo del Yoga, lo que hace de esta práctica tan completa es que abarca todos los tipos de yoga (kundalini yoga, ashtanga, dhyana, kriya, mantra) y tiene una filosofía más profunda que otros estilos, ya que busca que las personas realicen un viaje de introspección a través de la meditación y descubran su “yo” interior para alcanzar la autorrealización espiritual.

Esta técnica es mencionada en el Bhagavad Gita y fue popularizada por Swami Vivekananda en el siglo XIX. Desde entonces, se enseña ampliamente en todo el mundo para mantener la estabilidad mental y la cordura.

Entre los beneficios del yoga está el poder de realizar ese proceso espiritual para conocerte mejor a ti mismo y utilizar el poder de la mente para controlar el cuerpo. Además, despierta las cualidades positivas ocultas dentro de ti, lo que permite un mejor desempeño y enseña la importancia del silencio y la introspección.

Más adelante te explicamos en detalle los beneficios del Raja Yoga.

Diferencia entre Hatha Yoga y Raja Yoga

El Hatha es una de las formas de yoga más practicadas y, al mismo tiempo, es el origen de varios estilos. La palabra hatha significa voluntarioso o enérgico, y se refiere a un conjunto de posturas diseñadas para alinear la piel, los músculos y los huesos.

Están diseñadas para abrir los canales del cuerpo, específicamente la columna, para que la energía pueda fluir más libremente. En esta práctica se incluyen algunas posturas de yoga para relajarse que te ayudan en el proceso.

El Hatha Yoga es una herramienta muy útil que ayuda en el camino de la autotransformación. Nos pide que prestemos atención a nuestra respiración, lo que nos ayuda a aquietar las fluctuaciones de la mente y estar más presentes en el desarrollo de cada momento.

¿En qué se diferencia del Raja?

  • Mientras que el principal objetivo del Hatha es conseguir el despertar de la fuente de energía (kundalini) a través de las prácticas de asanas (posturas de yoga), pranayama, mudra, bandha y shatkarma, el del Raja es alcanzar el samadhi, que es el estado más elevado de conciencia. Por lo que la meditación es su práctica principal.
  • Alcanzar ese estado elevado de consciencia que busca el Raja se considera el objetivo final de la vida humana, mientras que las técnicas del Hatha son un canal para alcanzar ese fin.
  • El Hatha para despertar el kundalini (la fuente de energía) adopta los métodos de controlar las fuerzas vitales. Mientras que el Raja, para alcanzar el estado trascendental de conciencia, adopta los métodos de controlar la mente y la fuerza mental.

¿Es el Raja Yoga para ti?

Esta técnica es ideal para cualquier persona. No tiene mantras ni rituales y se puede practicar en cualquier lugar y en cualquier momento. Se realiza con los ojos abiertos, lo que lo hace simple, versátil y fácil de practicar. El Raja es el perfecto yoga para principiantes.

En general se recomienda a todo tipo de persona, ya que aporta mucha paz y bienestar, lo que puede ayudar mucho tras un largo día lleno de estrés y preocupaciones.

Como se trata de un proceso de introspección, la parte de meditación no es necesaria que se realice bajo la guía de un profesor. En cuanto a las prácticas de asanas, sí es necesario, pero solo si eres principiante.

Para quienes se inician en esta disciplina, puede que al principio sea un poco difícil adaptarse y lograr la concentración adecuada, pero con unas cuantas sesiones podrán ir conectándose consigo mismo.

Beneficios del Raja Yoga

Muchos son los beneficios que trae consigo esta disciplina para tu salud y bienestar, por lo que te hablaremos de los principales:

  • La meditación Raja te da tranquilidad y relaja tu cuerpo.
  • Te ayuda a desarrollar una actitud positiva y a responder mejor a las situaciones.
  • Esta meditación ayuda a desarrollar relaciones armoniosas.
  • Mejora la concentración y aumenta la claridad mental.
  • Ayuda a tener mejor autoestima.
  • Encuentras un propósito en la vida y trabajas para lograrlo.
  • Te sientes contento y estable.
  • Experimentas paz y mejoras en tu salud.
  • Reduce el estrés, retarda el envejecimiento, disminuye la presión arterial y mejora la función cardíaca y pulmonar.
  • Puede ayudar a reducir la depresión y a mejorar el sueño.

Los 8 pasos del Raja Yoga

Como hemos explicado, en el antiguo libro Yoga Sutra de Patanyali se detalla que el Raja Yoga tiene 8 pasos y a través de esta práctica de concentración puedes aprender a calmar y enfocar tu mente.

Y para conseguir esto, debe ser siguiendo el Camino Óctuple del Raja, que incluye la lo siguiente:

  1. Yamas: autocontrol.
  2. Niyamas: disciplina.
  3. Asana: postura.
  4. Pranayama: expansión de la respiración.
  5. Pratyahara: retraimiento de los sentidos.
  6. Dharana: concentración.
  7. Dhyana: meditación.
  8. Samadhi: realización.

Yamas

Hay 5 yamas que regulan nuestro comportamiento interno y, por lo tanto, cómo interactuamos con el mundo externo. Son normas morales para vivir en sociedad:

  • Ahimsa (no violencia).
  • Satya (veracidad, honestidad, sinceridad)
  • Asteya (no robar)
  • Brahmacharya (el celibato, no desperdiciar la “energía sexual”).
  • Aparigraha (no posesividad, no codicia).

Niyamas

Hay cinco niyamas que funcionan como valores con los que interactuamos con nosotros mismos. Son:

  • Sauca o Saucha. Conseguir la pureza gracias a la práctica de asanas y una alimentación saludable.
  • Santosa o Santosha (satisfacción con uno mismo, ser feliz).
  • Tapas (autodisciplina). Eliminar las impurezas físicas y mentales gracias a las asanas y pranayamas.
  • Svadhyaya (autoconocimiento, reflexión, desarrollo espiritual).
  • Isvara pranidhana (devoción a lo Divino).

Asanas

Significa postura en yoga. Mediante la práctica de las posturas de yogapurificamos el cuerpo en preparación para la trascendencia. Las posturas deben ser estables y confortables de forma que nos ayuden a encontrar el equilibrio físico, mental y emocional.

Pranayama: control de la respiración

Al controlar la respiración, la mente queda bajo nuestro control. A través de las prácticas de pranayama expandimos y purificamos el cuerpo pránico.

La práctica de pranayama destruirá el velo sobre la luz interior, emerge una nueva claridad y perspectiva y la mente se vuelve apta para la meditación. Nos ayudará a llegar a niveles más profundos de la conciencia.

Pratyahara: retraimiento de los sentidos (independencia de los estímulos externos)

Este paso consiste en no centrarse en ningún estímulo externo a nosotros. La atadura de los sentidos y la resintonización del mundo externo con la mente. Cuando ha surgido pratyahara, estamos preparados para la concentración.

Dharana: concentración puntual

Es el enfoque de la mente en un objeto o punto concreto, como un mantra, o la concentración profunda en los centros de los chakras para llevar a la mente subconsciente a un completo control.

Es el paso anterior a la meditación. Una forma fácil de la Dharana sería concentrarse en la respiración o en cómo pasa el aire por las fosas nasales.

Dhyana: meditación

Concentración continua sin esfuerzo que permite que la mente esté bajo control total y no haya pensamientos perturbadores. La mente se observa a sí misma.

Samadhi: estado superconsciente, autorrealización, absorción

Este último paso es el estado en el que la conciencia individual se disuelve en la conciencia cósmica pura. Aquí se consigue tal punto de absorción que se experimenta la unidad con el Ser o la divinidad.

Los 8 pasos del Raja Yoga, Posturas de Raja Yoga

Algunos de los ejercicios de raja yoga básicos los puedes practicar en la comodidad de tu hogar.

Para tener una experiencia cómoda y confortable, te recomendamos utilizar esterillas de yoga especiales para este tipo de prácticas.

En el raja se comienza por la meditación, iniciando con ejercicios de respiración, después de asanas y mudras (gestos) y Padmasana (posición de loto).

Padmasana

La postura de loto es la más importante. Una de las mejores posiciones para la meditación y el pranayama. En esta posición, a menudo se representaba al Buda y debe ser dominada por principiantes y conocedores de yoguis avanzados que tengan caderas y rodillas flexibles.

Aprende cómo realizarla correctamente aquí.

Dandasana

Otra pose común es la de Dandasana (palo o postura del bastón). Para realizar esta asana desde la posición de Padmasana debes hacer lo siguiente:

  1. Estira la pierna que tengas por encima lentamente dejándola apoyada en tu esterilla con la punta del pie mirando hacia arriba.
  2. Haz lo mismo con la otra pierna, de forma que ambas queden juntas enfrente de ti y con las punta de los pies mirando hacia arriba.
  3. Apoya las manos a los lados de los glúteos pero manteniendo los brazos relajados.
  4. Mantén la espalda recta y la cabeza mirando al frente mientras realizas respiraciones profundas.

Otras asanas

Existen diversas poses de yoga (o asanas) para practicar que te ayudarán en la práctica del Raja Yoga. Te aconsejamos que eches un vistazo a nuestro artículo con posturas de yoga para relajarse que te vendrán de perlas.

Vídeo de Raja Yoga

Ahora que ya has aprendido qué es el Raja yoga, cuáles son sus pasos y algunas posturas, no puedes dejar escapar la ocasión. Así que coge tu material de yoga y empieza ahora mismo con este vídeo: