Yoga y Natación: La combinación perfecta para tu entrenamiento

Yoga y nataciónYoga y natación forman una relación perfecta tanto para entrenamientos de nadadores como para cualquier persona que quiera ejercitar su cuerpo.

El porqué de esta combinación perfecta es que el yoga y la natación son deportes que no tienen un impacto fuerte en las articulaciones a la par que relajan, ayudan a controlar la respiración y fortalecen todo el cuerpo.

Así que si eres nadador aquí encontrarás las mejores posturas de yoga para nadadores que podrás adaptar a tus estiramientos de natación.

Además, hasta los nadadores profesionales hacen un entrenamiento en seco o “dryland training” para fortalecer todos los grupos musculares a una gravedad “normal” que no tienen en los entrenamientos dentro del agua.

Las 7 Ventajas del yoga para nadadores (y de la natación para yoguis)

¿Que cuales son las ventajas de hacer yoga para los nadadores? ¿O eres un yogui y quieres ver qué beneficios aporta la natación para el yoga?

Sea lo que sea, a continuación te dejamos con las ventajas de practicar estos dos deportes. Así que si eres aficionado a alguno de los dos, no dudes en incluir al menos una hora semanal a la otra disciplina para mejorar tu cuerpo y tu mente.

1. Mejora nuestra flexibilidad

Tener mayor flexibilidad implica tener mayor rango de movimientos y, como consecuencia, poder desplazarte con menor número de movimientos (por ejemplo con menos número de brazadas).

2. Aumenta la capacidad de recuperación física

El yoga, al igual que el pilates (e incluso la natación), es una disciplina restauradora muy utilizada en rehabilitaciones.

Usar accesorios como los bloques de yoga, cintas elásticas y pelotas de pilates te ayudarán tanto a seguir entrenando en un entorno seguro como a facilitar la recuperación muscular y articular.

3. Disminuye la probabilidad de lesionarse

Es normal ver a algunos nadadores con lesiones de hombros, caderas y tobillos ya que son articulaciones que sufren una elevada carga de trabajo.

Siguiendo con la ventaja número dos, realizar posturas de yoga y movimientos controlados de las articulaciones ayudarán a tener más fortaleza en los ligamentos y músculos que unen las articulaciones.

En cuanto a los yoguis, cierto es que nos lesionamos mucho menos. No obstante, algunos fuerzan demasiado y terminan con dolores articulares o musculares. Y no hay nada mejor para eso que una buena sesión de natación sin forzar.

4. Aumenta la fuerza

La mayoría de posturas de yoga (o asanas) mejoran la fuerza de todo nuestro cuerpo. Y respecto a la natación, prácticamente igual, podríamos decir que es el deporte que más fortalece la espalda y los hombros.

Al igual que hay posturas de relajación, también hay poses de yoga específicas para mejorar la resistencia y fuerza muscular tanto de las extremidades como del core y la espalda.

El core es la región del cuerpo que engloba la parte abdominal y la región de la espalda baja. Tener un core fuerte es algo fundamental para todo aquel que practique natación o yoga puesto que es la región que estabiliza todo el cuerpo; tanto en las poses de yoga como en natación al realizar cada brazada.

5. Fortaleza mental, concentración y rendimiento

Como acabas de leer, hay diferentes posturas de yoga. Y también hay posturas enfocadas en la relajación física y mental donde pondrán tu mente a punto para concentrarte tanto en los entrenamientos como en las competiciones.

Mente sana en cuerpo sano. Y la parte mental es el punto fuerte del yoga.

Tener una mente adaptada a las carreras de natación mejorará tu rendimiento y la conciencia de tu cuerpo en todo momento para dar el máximo en cada competición.

6. Maximiza la capacidad pulmonar

Si hay algo esencial en la natación y en el yoga es la respiración.

Controlar la respiración en todo momento y retrasar la aparición de la fatiga es una parte vital en ambas disciplinas y gracias a hacer yoga para natación llegarás al máximo en la capacidad pulmonar. Lo que supone una increíble mejora en las marcas de los nadadores.

Y si eres un yogui, la natación es el complemento perfecto para tus rutinas de yoga puesto que es un ejercicio cardiovascular donde la respiración es una parte muy importante.

7. Su combinación es el deporte completo por excelencia

Como has podido ver por el resto de ventajas, la natación y el yoga son ejercicios donde se trabajan todas las regiones musculares.

Además, si entrenas natación, a la vez estarás mejorando en yoga y viceversa. Es por ello que la combinación de ambos deportes es el ejercicio perfecto para fortalecer todo el cuerpo y la mente.

5 Posturas de yoga o asanas para añadir a tu entrenamiento de natación

Por último, un artículo de yoga no puede considerarse como tal si no incorpora alguna postura, ¿no?

Es por ello que en esta ocasión te recomendamos las 4 posturas de yoga para nadadores que debes incorporar en tu entrenamiento ya seas nadador o un yogui que va a incorporar la natación en su rutina.

¡Vamos allá!

1. Virabhadrasana o postura del guerrero 1

Postura del guerrero 1 o virabhadrasana

Entre los ejercicios de yoga para natación hay que destacar la pose Virabhadrasana.

La postura del guerrero 1 es perfecta para incluir en los estiramientos para natación. Gracias a esta postura podrás estirar las caderas, la parte posterior de las piernas y la espalda.

Por supuesto, también ayuda a aumentar el rango de movimiento de los hombros para dar mayor eficiencia a cada brazada.

2. Adho Mukha Svanasana (o Perro mirando hacia abajo)

Postura adho mukha svanasana perro cara abajo

Esta postura ya la hemos explicado en el blog. En este enlace puedes aprender más sobre la postura del perro boca abajo y sus beneficios.

Simplemente imita la postura encima de una esterilla de yoga para no resbalarte. Se trata de mantener el equilibrio apoyando manos y pies pero manteniendo los brazos y las piernas totalmente extendidos.

Como puedes ver, esta postura se centra en la articulación del hombro y en la elasticidad de las piernas.

3. Urdhva Mukha Svanasana (o Perro mirando hacia arriba)

postura del perro boca arriba o perro ascendente

La postura del perro mirando hacia arriba es más complicada. Como ves, todo el peso se apoya en la parte dorsal de los pies y en las palmas de la mano.

Presta especial atención a los hombros (nada de subirlos hacia las orejas), la curvatura lumbar y que las caderas y muslos no toquen el suelo.

La postura Urdhva Mukha Svanasana mejora el tono muscular y la elasticidad de las caderas, las lumbares, los hombros y el pecho.

4. Gomukhasana o postura de la cara de vaca

Gomukhasana postura cara de vaca

Esta postura da mucha importancia a los hombros, consiguiendo que el movimiento sea lo más amplio posible.

Al cogerse las manos por detrás favorece también los estiramientos de tríceps.

En cuanto al tren inferior, la postura de Cara de vaca favorece la rotación de caderas y rodillas haciéndolas más resistentes.

5. Baddhakonasana (la Postura de la mariposa o del zapatero)

Baddha Konasana postura del zapatero o de la mariposa

No podía faltar una postura de relajación y concentración.

Además, hay muchas mujeres que se interesan por la natación y el yoga para embarazas, así que esta postura también es muy útil para ellas ya sean nadadoras o yoguis.

La postura elegida es Baddhakonasana ya que mientras mantienes la concentración trabaja las caderas y la pelvis, una región que suele ser problemática para los nadadores por su rigidez.

Por no olvidar de los trabajos de respiración profunda (Pranayama) que puedes realizar en esta pose.


Y para finalizar te recomendamos esta web de natación y esta otra de deportes acuáticos que seguro que te van a encantar.

¿Conocías todas las ventajas de hacer natación si practicas yoga? ¿O eres un amante de la natación que buscaba modos alternativos de entrenamiento de natación y estiramientos para nadadores?

¡No te olvides de compartir en las redes sociales y dejar un comentario si te ha gustado la idea de combinar yoga y natación!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, promedio: 5,00 de 5)

2 comentarios en “Yoga y Natación: La combinación perfecta para tu entrenamiento”

  1. Muy bueno, hago yoga y natación. Combinación perfecta, y estoy por incorporar ejercicios de kundalini, así como la respiración de fuego. Gracias

    • Gracias Alexey, la verdad que es una combinación perfecta. Y ahora que se acerca el calor no hay mejor forma de disfrutar del yoga que complementarlo con la natación.
      Gracias por comentar!

Los comentarios están cerrados.